sábado, 15 de abril de 2017

Sustantivos colectivos: clasificación

Los sustantivos individuales, designan en singular una sola entidad, como árbol o mano. Los sustantivos colectivos designan en singular un conjunto de entidades, como público o arboleda.

Clasificación de los sustantivos colectivos
Tradicionalmente los sustantivos colectivos se dividían en determinados e indeterminados. Dentro de los determinados se encuentran, por un lado, los colectivos morfológicos, aquellos que muestran en su raíz el objeto que aparece agrupado (alameda, caserío), y que se obtienen mediante los siguientes sufijos -ada/o, -ario, -eda/o, -al, -ería, -aje.
Por otro lado están los colectivos sin estructura morfológica, no derivados de ningún sustantivo que aclare la especie (ejército, clero, cardumen).
A estos sustantivos colectivos determinados se les oponían los indeterminados (grupo, montón, serie, puñado, conjunto) que no denotan la clase de entidades que agrupan, y los numerales, que solo significan el número, como millón, docena. Actualmente se discute la validez de la inclusión de este grupo entre los colectivos.

Cómo reconocer los sustantivos colectivos
Los sustantivos colectivos no admiten que el sentido de los adjetivos calificativos se distribuya entre los elementos. Por ejemplo, si decimos un ejército muy grande, no es “un ejército de personas grandes”. Por lo tanto, estos sustantivos no admiten adjetivos simétricos del tipo parecido, sinónimos, incompatible, vecino, etc. Decimos: Los dos hermanos son parecidos (uno del otro), pero no podemos decir La pareja es parecida.

La preposición entre admite como término sustantivos plurales, sustantivos singulares coordinados, o sustantivos colectivos. Pero no admite un sustantivo individual aislado. Decimos: entre las flores, entre amigos, entre Juan y Pedro. Pero no podemos decir: *entre el mar, *entre el auto, etc.
Muchos sustantivos como producción, programación, documentación, oferta, etc., son colectivos cuando se interpretan como el conjunto de cosas producidas, programadas, etc. Y también admiten la preposición entre.

Los sustantivos colectivos de persona y los sustantivos individuales en plural admiten las construcciones adverbiales por unanimidad, por mayoría, etc. Los sustantivos individuales en singular, no.
Decimos: El consorcio decidió el despido del administrador por unanimidad.
Pero no podemos decir: *El propietario decidió el despido por unanimidad.
Los sustantivos colectivos admiten el adjetivo numeroso en singular: numerosa gente, numeroso público, numerosa oferta.
Los sustantivos en singular, no: *numerosa mesa, *numeroso libro.

Los sustantivos colectivos y los sustantivos individuales en plural pueden ser sujeto u objeto directo de verbos tipo reunirse o reunir, agruparse o agrupar: se reunió la familia, reuní la documentación.

*Estructura agramatical 

sábado, 8 de abril de 2017

El artículo definido neutro lo


Hay disenso entre los teóricos sobre la categoría de la forma neutra lo: ¿es un pronombre o un artículo neutro? Aquí lo consideraremos artículo, aunque no existen en la lengua española sustantivos neutros a los que pueda determinar, y las expresiones lo + sustantivo resultan agramaticales: lo silla, lo reloj.
Es invariable; se lo utiliza antepuesto a distintas estructuras, en todos los casos para darle a la palabra o a la construcción la categoría de sustantivo. Forma sintagma con adjetivos: lo bueno, lo necesario.
 
Usos básicos de lo:

Lo integrador o colectivo
El artículo permite referir la totalidad de objetos o partes de un conjunto a partir de un rasgo en común. Por ejemplo: lo blanco (lo + adjetivo) se interpreta como “el conjunto de cosas blancas”. Si le sigue adjetivo, irá en masculino singular.

Lo cuantitativo
Lo más gracioso es que Juana llegó tarde. Esto es lo mejor que leí. Es seguido de un adjetivo masculino singular, que debe admitir la gradación o cuantificación subjetiva:
Lo gracioso es la cara que puso ella.
Lo bueno es llegar temprano (antepuesto a adjetivo).

Lo enfático
¡No sabes lo simpática que es la nueva profesora! Parafraseable con: cuán / qué: No sabes qué simpática que es la nueva profesora. Si le sigue un adjetivo, este deberá concordar en género y número con el referente aludido. Modifica al núcleo del sintagma una subordinada:
¿Vas a vender tu casa, con lo linda que es? (antepuesto a adjetivo + subordinada).
Ya sabes lo poco que habla el marido de Juana (antepuesto a adverbio).
Es increíble lo que engordó (antepuesto a subordinada).

Lo cuantitativo o partitivo
Compré solo lo justo y necesario. Denota cantidades seleccionadas de un conjunto total, y permite solo unos pocos adjetivos: justo, necesario, suficiente, conveniente, imprescindible.

El lo en el español rioplatense
Fui a lo de Javier = Fui a la casa (el lugar) de Javier. Me voy a lo de mamá.

En el caso de la construcción lo de + sustantivo o adverbio, se hace referencia a un asunto o hecho que se prefiere (o no interesa) mencionar de manera completa:
Quería comentarte lo de ayer (lo de + adverbio).
Te voy a explicar lo de María (lo de + sustantivo).

jueves, 30 de marzo de 2017

Sustantivos particulares: ¿plural o singular?


En general, el plural se utiliza para indicar dos o más personas o cosas. Sin embargo, podemos señalar algunos sustantivos que sólo se utilizan en plural, otros que solo se utilizan en singular, y otros, que tienen valores semánticos diferentes en singular que en plural.

Solo en singular
La tez, el caos, el cariz, la sed, el este, el oeste, el norte el sur, el cenit, el zodíaco, la abogacía.

Solo en plural
Los anteojos, las afueras, las cosquillas, los modales, los víveres, los anales, las nupcias, los alrededores, los honorarios, los enseres.

En plural o singular
En algunos casos los sustantivos en singular o plural son semánticamente equivalentes:
Las tijeras - la tijera
El pantalón - los pantalones
La muralla - las murallas
El intestino - los intestinos
La tenaza - las tenazas

Con diferencia semántica según el número
El singular o plural no siempre hacen referencia a una cuestión meramente numérica, un ejemplar único en el primero de los casos y varios ejemplares en el segundo caso.
El bien (valor moral) / los bienes (posesiones materiales).
La curiosidad (deseos de conocer) / las curiosidades (hechos o datos poco frecuentes).
La esposa (cónyuge femenino) / las esposas (elemento para sujetar las muñecas).
La facción (bando, partido) / las facciones (rasgos de la cara).

El singular puede también referirse al conjunto total de objetos incluidos en la clase a la que el sustantivo denota. En estos casos resulta semánticamente equiparable al plural:
El hombre es mortal / Los hombres son mortales.

domingo, 26 de marzo de 2017

Locuciones preposicionales o prepositivas de tiempo


Este tipo de locuciones son grupos de palabras que adquieren conjuntamente el sentido y el funcionamiento gramatical de las preposiciones.

A
Horas y tiempo puntual: A las seis de la mañana.
Al + infinito = cuando: Al salir de trabajar nos fuimos a tomar algo.
Futuro en relación al pasado: Al día siguiente se marcharon.
Frecuencia: tres veces a la semana, dos veces al día.
Edad que se tiene durante la realización de algo: A los 15 años escribía poesías.

Al cabo de
Futuro en relación al pasado: Fue a Madrid y al cabo de un mes regresó.

Con
Edad que se tiene durante la realización de algo: Se casó con solo 23 años.

De
Ausencia / presencia de luz solar: Se levantaban de madrugada.
Hora respecto a una parte del día: Son las seis de la tarde, me marcho ya.
Origen: Esta tradición viene de la Edad Media.

Dentro de
Tiempo que tiene que transcurrir para que ocurra algo. Futuro en relación al presente: Dentro de un mes habrá elecciones.

Desde / desde hace + espacio de tiempo
Origen + duración: Estoy esperando desde hace media hora.

Desde…hasta / de…a
Ambas + artículo si se trata de horas o días.
Horarios: Trabajamos de lunes a viernes, desde las ocho hasta las dos.

En
Expresiones de tiempo mayores del día que no son días ni horas: En verano vamos a Perú, pero este año no podemos ir.
Tiempo que se tarda en la realización de algo: Lo hizo en cinco minutos.

Hasta
Límite temporal que no se sobrepasa: Se despidió hasta la noche.

Sobre = hacia
Hora o fecha aproximada.
Tiempo aproximado: Vendré sobre / hacia las dos.

domingo, 19 de marzo de 2017

El pronombre "se": usos y funciones


Se reflexivo de 3ª persona: cuando el sujeto hace y recibe la acción del verbo. Puede funcionar como CD o como CI. 
Juan se lava. (CD)
Juan se lava la cara. (CI, CD)

Se recíproco de 3ª persona del plural: los sujetos se influyen o intercambian acciones.
María y Pedro se escriben largas cartas.

Se equivalente a le, les: funciona como pronombre de CI cuando le / les va seguido de un pronombre lo/la/los/las.
Se lo devolví ayer.

Se impersonal: se + verbo + 3ª persona singular.
Se habla mucho del tema.

Se signo de pasiva refleja: se + verbo + sujeto paciente. El sujeto paciente es cosa y no persona.
No se aceptan propinas.

Se enfático: el pronombre sirve para intensificar el significado del verbo. Generalmente con verbos de comida, bebida, dinero, actividades  mentales o físicas.
Se comió una tortilla de patata él solo.

Se con sentido incoativo: en ciertos verbos el empleo de esta forma da a la acción un valor incoativo. Es decir, indica acción que comienza.
Algunos verbos con este sentido: ir/irse, salir/salirse, llevar/llevarse, traer/traerse, venir/venirse, etc.
Se vino con nosotros a todas partes.

Se con valor de morfema: se sirve para diferenciar significados: quedar/quedarse, marchar/marcharse, etc.

Se con dativo ético o de interés: es invariable y va acompañado por un CI para expresar el interés.
Se me ha muerto el perro.

Se con verbos pronominales: algunos verbos necesitan la presencia de un pronombre. Estos pronombres no son reflexivos.
Verbos de movimiento: levantarse, moverse, sentarse, acostarse, etc.
Verbos que expresan acción mental: alegrarse, confundirse, enfadarse, emocionarse, etc.
Se sentó en esa silla tan antigua.
Se alegraba mucho por ellos.

martes, 14 de marzo de 2017

Oraciones subordinadas concesivas: conectores



Las oraciones concesivas admiten la validez de su oración, pero niegan su consecuencia más normal:
Pese a que madrugó, no llegó a tiempo.
Se admite que madrugara, pero se niega la consecuencia esperada (llegar a tiempo).



Pueden llevar indicativo o subjuntivo: aunque, a pesar de (que), pese a (que), aun cuando, por mucho (sustantivo) que y por más (+ sustantivo, adjetivo o adverbio) que.

Llevan siempre indicativo: y eso que, si bien, aun a sabiendas de (que) y cuando.

Van seguidos de subjuntivo: por (muy) adjetivo / adverbio que y así.

Aun introduce gerundio.



Todos los conectores que en el cuadro presentan que entre paréntesis, pueden omitir que e ir seguidos de infinitivo, lo que sucede con más frecuencia si ambas oraciones se refieren a la misma persona: a pesar de ser andaluza, no le gustan las corridas de toros.

Tras que el verbo aparece conjugado, sea la persona la misma o diferente de la de la oración principal: a pesar de que es / sea andaluza, no le gustan nada las corridas de toros.

El modo de las concesivas (indicativo o subjuntivo) depende principalmente del conector que se utilice.

  •          Algunos obligan el uso del indicativo:
Llovía, y eso que / cuando / si bien / la televisión decía que iba a lucir el sol.
Irá aun a sabiendas de que es peligroso.
  •          Otros exigen subjuntivo:
Por muy simpática que fuera, tenía un genio terrible.
Por difícil que sea, tú podrás hacerlo.
Lo conseguiré, así tenga que quedarme toda la noche en vela.
  •          El resto de los conectores, a excepción de aun, que lleva gerundio, pueden ir con indicativo y subjuntivo.
Se emplea el indicativo cuando el hablante sabe que es verdad lo que dice y quiere informar al oyente por considerar que este desconoce la información:
Aunque / a pesar de que / pese a que / aun cuando hace mal tiempo, yo salgo.

El subjuntivo se utiliza cuando el hablante no sabe si es verdad:
Aunque mañana haga mal tiempo, saldré.

Construcciones tan similares como por más + sustantivo (o adjetivo o adverbio) que y por (muy) + adjetivo (o adverbio) que no funcionan de la misma manera.

Por más + sustantivo (o adjetivo o adverbio) que se comporta como aunque, pudiendo llevar indicativo o subjuntivo:
Por más deporte que hace, no consigue adelgazar.
Por más que se lo digas, no te hará ni caso.

Por (muy) + adjetivo (o adverbio) que debe llevar subjuntivo:
Por muy servicial que sea ese  chico, tampoco puedes aprovecharte así de él.

No todos los gramáticos están de acuerdo sobre el modo que rige por mucho + sustantivo + que. Algunos defienden su uso exclusivo con subjuntivo, al igual que por muy + adjetivo o adverbio que, y otros consideran que puede llevar indicativo o subjuntivo según los mismos criterios que aunque:
Por mucho esfuerzo que pongas, no vas a aprobar.
Por mucho esfuerzo que pones, no apruebas.

domingo, 5 de marzo de 2017

Queísmo y dequeísmo: uso correcto de “que” y “de que”


Dequeísmo
El dequeísmo consiste en incluir la preposición de antes de que, generalmente, detrás de verbos, cuando no corresponde esa inclusión.

Me dijo que no llegaría a tiempo.
* Me dijo de que no llegaría a tiempo.

Pensó que no entenderíamos el problema.
* Pensó de que no entenderíamos el problema.
  
Me alegra que vuelvas a estudiar.
 * Me alegra de que vuelvas a estudiar.

Ante la duda, se recomienda reemplazar la construcción encabezada por que por los pronombres demostrativos eso o esto:
Me dijo esto, pensó esto.

Queísmo
El queísmo consiste en suprimir la preposición de antes de que, generalmente, detrás de sustantivos o adjetivos, cuando no corresponde esa supresión:

Nos dimos cuenta de que era un error.
* Nos dimos cuenta que era un error.

Estaba convencido de que iban a triunfar.
* Estaba convencido que iban a triunfar.

Tengo miedo de que no me escuchen.
* Tengo miedo que no me escuchen.

No se enteró de que conseguimos trabajo.
* No se enteró que conseguimos trabajo.

Se recomienda, nuevamente, reemplazar la construcción encabezada por que por los pronombres demostrativos eso o esto:
Nos dimos cuenta de esto, estaba convencido de esto.

A pesar de que la construcción de que sigue generalmente a sustantivos o adjetivos y la conjunción que, a verbos, hay varios verbos que exigen de que: acordarse, alegrarse, encargarse, depender, olvidarse, preocuparse.

Verbos que aceptan tanto que como de que

Advertir: cuando significa “notar”, “observar” o “recomendar” se construye sin de; cuando significa “hacer notar”, con de obligatoria;
Advirtió que iba a llover. Me advirtió de que no llegara tarde.

Avisar: cuando significa “comunicar algo” se construye sin de; cuando significa “prevenir de algo”, con de obligatoria;
Avisaron que la fiesta era a las diez. Le avisé de que era peligroso.

Dudar: se puede utilizar con o sin ella, sin variar el significado:
Dudamos que tenga éxito tu empresa.
Dudamos de que tenga éxito tu empresa.

* (construcción incorrecta)