martes, 24 de enero de 2017

Sustantivos comunes: contables vs. incontables


En español, el sustantivo común flexiona en número (singular o plural) y también en género (masculino o femenino), si se trata de entidades sexuadas; de lo contrario, los sustantivos tienen un único género.
De acuerdo con sus propiedades semánticas, los sustantivos pueden ser contables o incontables.

Sustantivos contables
Designan clases de entidades que pueden aislarse, que son numerables. Pueden pluralizarse, admiten cuantificadores definidos e indefinidos, y numerales. Por ejemplo, estampilla:
Colecciona estampillas.
Me regalaron dos estampillas exóticas.
Había muchas estampillas en ese sobre.

Sustantivos no contables
Designan entidades que no tienen límites claros, no se pluralizan y solo admiten cuantificadores indefinidos. Por ejemplo, sangre, humo, agua, arena. No podemos decir: En la escena del crimen había sangres de las víctimas; pero sí podemos decir: Había mucha sangre.

Los sustantivos incontables suelen aparecer solo en singular, ya que cuando es necesario relacionarlos con un número son asociados generalmente a otro sustantivo (que sí puede recibir número):
Comí dos kilos de polenta / dos porciones de polenta / dos cucharadas de polenta, etc.
Cuando por dos arroces entendemos “dos tipos de arroz”, decimos que el incontable se ha recategorizado (ha cambiado de categoría) en contable:
Ayer en la cena probé dos arroces.

Particularidades léxicas de sustantivos contables e incontables
Hay sustantivos que, según el contexto, pueden interpretarse como contables o como incontables:
Comí sandía (uso incontable).
Comí media sandía (uso contable).

A diferencia de este ejemplo, en el que un mismo sustantivo puede interpretarse como incontable (materia o sustancia) y contable (objeto conformado por tal materia o sustancia), en ciertos casos tenemos dos sustantivos diferentes: uno para referirse a una materia sin tener en cuenta el número (es decir, de modo incontable) y otro para designar un objeto particular. 

Podemos mencionar:
Dinero (incontable); billete, moneda (contables).
Calzado (incontable); zapato, sandalia (contables).
Tiempo (incontable); día, hora, semana (contables).
Ropa (incontable); prenda, vestido, traje (contables).

9 comentarios:

  1. Muy buena la explicación.
    Tengo una duda, a ver si me puedes ayudar.
    En esta frase: María lleva una vida muy modesta. Por qué se usa el art. indeterminado una?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kinga: el uso del artículo indeterminado puede indicar desconocimiento o falta de información, o información que se escucha por primera vez de la entidad denotada (en este caso, la vida).

      Eliminar
  2. cereal sería contable o incontable, un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eNTIENDO QUE INCONTABLE PUES DENOTA UNA SUSTANCIA: cOMÍ MUCHO CEREAL. PERO SE PUEDE RECATEGORIZAR COMO INCONTABLE: ESTA COMIDA CONTIENE TRES CEREALES.

      Eliminar
  3. Vida seria contable o incontable...???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el ejemplo que se ha mencionado antes "María lleva una vida muy modesta", según el libro "Gramática de uso del español" menciona que los verbos seguidos de objeto directo van sin artículo (cuando se habla de algo en general). Por ejemplo "Juan colecciona sellos", pero cuando el objeto directo se acompaña de un calificativo es necesario el artículo indeterminado (Juan colecciona unos sellos de España). Quizás por esta razón en "María lleva una vida muy modesta", la presencia del calificativo exige el artículo.

      Eliminar
  4. Hola, ¿para sustantivos compuestos como, por ejemplo, guardarropa, se podría utilizar en plural, como guardarropas?

    ResponderEliminar