viernes, 27 de abril de 2012

Adverbios de lugar: demostrativos y locativos


Los adverbios de lugar se clasifican en dos grupos: adverbios demostrativos (aquí, ahí, allí, etc.) y adverbios locativos (delante/detrás; adelante/atrás, etc.).

Adverbios demostrativos de lugar: aquí, allí, allá, acá, ahí
Esta clase de adverbios expresan una localización espacial que suele ser imprecisa y se deduce del contexto. El adverbio aquí, por ejemplo, puede designar el punto exacto que ocupa la persona que habla, pero también un espacio más amplio: un país, un continente, etc. De la misma forma el adverbio ahora puede expresar el momento preciso en que se habla, pero también el tiempo en que se desarrollan algunos acontecimientos: Ahora estamos mejor que hace diez años.

Adverbios locativos o de relación locativa
Estos adverbios conforman dos grupos distribuidos en parejas de antónimos:
Grupo I: Adverbios de ubicación: delante/detrás; encima/debajo; dentro/fuera.
Grupo II: Adverbios direccionales: adelante/atrás; arriba/abajo; adentro/afuera.

Adverbios de ubicación
Pueden utilizarse para identificar lugares: El televisor está encima la mesa. Estos adverbios no admiten cuantificación de grado: *más fuera, menos dentro; aunque existen algunas excepciones, generalmente como uso figurado: muy dentro de mí; fuera de sí. Pueden llevar complemento explícito (El gato está fuera de la casa), o implícito (El gato está fuera), encabezado por la preposición de (debajo de la mesa, dentro del botiquín). El complemento no puede ser sustituido por un posesivo: es correcto decir delante de ti, encima de ella, detrás de mí; pero es incorrecto decir detrás de mí, encima suyo y delante de ti.

Adverbios direccionales
Estos adverbios, a diferencia de los de ubicación, admiten la cuantificación de grado: más adentro, demasiado abajo.
Las preposiciones que indican límite o dirección se combinan con los adverbios direccionales, lo correcto es decir hacia atrás y no hacia detrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada