jueves, 8 de noviembre de 2012

Clasificación de los cuantificadores: clases, definición y ejemplos

La clase de los cuantificadores está formada por palabras o estructuras que asignan cantidad, número o grado a muy diversas categorías gramaticales.

El grupo de los cuantificadores es muy heterogéneo: se puede cuantificar mediante un adverbio (muy bueno), una construcción (la mitad de su peso); pero también mediante un prefijo (rebueno).

La cuantificación es un concepto semántico que se expresa mediante categorías gramaticales distintas (muy bueno, rebueno) y se aplica sobre diferentes sintagmas (adjetivos, verbos, sustantivos, etc.).

Cuantificar significa expresar la medida de algo, en forma numérica (dos vasos, tres respuestas) o con otra forma de estimación (poco trabajo, comer mucho, más viajes que nunca).

Clasificación de los cuantificadores
  • Cuantificadores de entidades individuales
En este caso, los individuos cuantificados son designados por sustantivos contables (libros, mesas, cuadros) y se les puede asignar un número cardinal que especifique la cantidad de las entidades cuantificadas (dos libros, tres mesas).
  • Cuantificadores de materias o sustancias
Este tipo de cuantificación se realiza con los sustantivos no contables, es decir, con los que no se puede hacer una estimación numérica: poco viento, mucha arena. A este grupo pertenecen muchos sustantivos abstractos como mucho entusiasmo, tanta simpatía.
  • Cuantificadores de grado
Estos cuantificadores expresan el grado en que se manifiesta una propiedad: muy delgado, lejos de casa, tan interesante. Los cuantificadores de grado son: algo, bastante, mucho, muy, poco, demasiado, más, menos, etc.

Principales cuantificadores
Todo, ambos, cada, alguno, ninguno, alguien, nadie, algo, nada, varios, cualquiera, cuánto, cuanto, tanto, mucha, poco, bastante, demasiado, más, menos.

Diferencias morfológicas entre los cuantificadores
Las propiedades morfológicas de los cuantificadores son heterogéneas. Algunos, como todo, mucho y poco, flexionan en género y número (todo, toda, todos, todas). Otros, como cualquiera, presentan flexión de número, pero no de género (cualquiera, cualesquiera). El cuantificador ambos, posee flexión de género y no de número (ambos, ambas); cada, más, menos, algo, nada, alguien, nadie, no presentan variantes.

Los cuantificadores según su función gramatical
Algunos cuantificadores son siempre pronombres, como cada uno, nadie, alguien y los neutros; otros, siempre adjetivos, como cada y sendos. El resto de los cuantificadores pueden ser tanto pronombres (Muchos escucharán lo que dices) como adjetivos (algunas frutas). Otros se comportan como adverbios: Siempre está contento; Es muy interesante. Los cuantificadores mucho, poco, bastante, demasiado, más, menos, cuánto, cuanto y tanto, admiten los tres usos (pronombres, adjetivos y adverbios).

Cuantificadores según su naturaleza semántica
  • Indefinidos
Alguien, alguna, algún, algunos/as, bastante/s, cada, cualquiera, demasiada/o/s, mucha/o/s, nada, nadie, ninguna, ningún, otra/o/s/, poca/o, toda/o/s, una/s, un/os.
  • Definidos
Numerales cardinales: quiero diez unidades, llamó dos veces.
Numerales ordinales: salimos a pasear el primer día.
Numerales multiplicativos: estoy doblemente agradecido, quiero el doble de sueldo.
Numerales fraccionales: completé la mitad del trabajo, pasó un cuarto de hora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada