jueves, 30 de enero de 2014

Usos del punto y coma (;) y los dos puntos (:): ejemplos



El signo de puntuación punto y coma indica una pausa mayor que la señalada por la coma; el uso de los dos puntos marca el comienzo de una explicación.
 
De todos los signos de puntuación, el punto y coma es el más subjetivo en cuanto a su uso, dado que, muchas veces, no es imprescindible y se puede optar por la coma, los dos puntos y el punto y seguido. El uso de los dos puntos representa un llamado de atención sobre lo que sigue, que siempre está relacionado con el texto precedente.

Cuándo usar el punto y como (;)

  • En una enumeración, cuando ya hay elementos separados por comas, como por ejemplo:

En la habitación había un espejo; un cuadro, de autor anónimo; una alfombra, de color verde; una cama, de madera y bronce.

A la reunión asistieron el presidente de la asociación, Julio Pardo; el secretario, Juan Luna; y el tesorero, Ariel Amado.


  • Para separar oraciones, que si bien podrían ser independientes, están estrechamente relacionadas por el sentido:

Es muy tarde; cada uno a su casa.

Si quieres, puedes irte; nada más por hacer.


  • Delante de los conectores adversativos, concesivos o consecutivos, como pero, mas, aunque, sin embargo, por consiguiente, etc. En estos casos, para que se justifique el uso del punto y coma, las frases tienen que tener una cierta longitud.

Los chicos estudiaron mucho; sin embargo, los resultados no fueron los esperados.

Es un excelente deportista, juega muy bien; pero no reúne otros requisitos necesarios.

Excepto en el primer caso, el de la enumeración, donde el uso del punto y coma es obligatorio, en la mayoría de los ejemplos podría usarse el punto y seguido; todo depende de la relación semántica que se quiera expresar.


  • Cuando los elementos de una lista se escriben en líneas independientes y se inician con minúscula, se pone punto y como detrás de cada uno de ellos:

Adverbios de tiempo: ahora, antes, después;
adverbios de lugar: cerca, encima, enfrente;
adverbios de negación: no, nunca, tampoco.

Cuándo usar los dos puntos(:)
Los dos puntos se escriben pegados a la palabra que los antecede y deben estar separados por un espacio de la palabra siguiente. Después de los dos puntos, se escribe minúscula, excepto cuando se trata del encabezamiento de una carta, la reproducción de una cita textual, un nombre propio y clasificaciones ordenadas por apartados.

Se usan los dos puntos cuando:

  • A continuación de ellos hay una enumeración de tipo explicativo:

Ayer me compré dos camisas: una blanca y una negra.

  • A veces la enumeración precede a los dos puntos:

Sana, natural y equilibrada: las reglas para una buena alimentación.

  • Cuando se escribe una cita:

Lo dijo mamá: “Vuelve temprano”.

  • Para separar los minutos de las horas:

16:40 horas. No se debe dejar espacio entre las cifras y los dos puntos.

  • Sirven para marcar una pausa enfática detrás de ciertas locuciones, como pues bien, esto es, en otras palabras…:

¿Quieres ir de vacaciones? Pues bien: debes ahorrar todo el año. En este caso, los dos puntos se pueden sustituir por la coma; aunque con el uso de esta, el énfasis desaparece.

  • Se emplean en matemáticas para indicar división y se escriben con un espacio de separación entre las cifras: 20 : 5 = 4.
 

2 comentarios:

  1. Hola, un blog muy útil. Los dos puntos son algo que odio, solo una duda:
    ¿Es correcto decir: "Me gustas así: hipnótica y habladora"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Leonardo, es correcto. Perdona por el tiempo transcurrido, pero la verdad es que tu comentario lo tenía marcado como visto.

      Eliminar